En la lucha constante por la igualdad entre hombres y mujeres, España ha destacado como un país pionero, especialmente en la erradicación de la Violencia de Género. A lo largo de los años, se han implementado medidas significativas, siendo la Ley Orgánica 1/2004 un hito que marcó un compromiso serio para abordar esta problemática. Sin embargo, a pesar de los avances legislativos, aún persisten desafíos, como lo revelan las estadísticas alarmantes de mujeres víctimas de violencia hasta marzo de 2019.

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género

¿Qué es un Pacto de Estado?

Un Pacto de Estado es un acuerdo entre partidos políticos con el objetivo de guiar la acción del Estado a largo plazo en asuntos cruciales. En el contexto de la Violencia de Género, el Pacto de Estado de 2017 fue resultado de intensas negociaciones parlamentarias, uniendo a fuerzas políticas en el Congreso de los Diputados y la Comisión de Igualdad del Senado.

Dimensiones del Pacto de Estado

Este Pacto abarca todas las áreas de la sociedad e incorpora 214 medidas del Congreso y 267 del Senado, estructuradas en 10 ejes de acción. Desde la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, se ha consolidado un documento unificado con 292 medidas para su ejecución.

Desarrollo del Pacto de Estado

Para poner en práctica estas medidas, el Gobierno, a través de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, coordina con Ministerios, Organismos Autónomos, Comunidades Autónomas y Entidades Locales. Además, se ha comprometido un aumento de mil millones de euros en los próximos cinco años, distribuidos entre Entidades Locales, Comunidades Autónomas y competencias estatales.

Principales Ejes de Actuación

Sensibilización y Prevención: Rompiendo el silencio mediante acciones que sensibilicen a la sociedad sobre la desigualdad y las conductas violentas.

Respuesta Institucional: Mejorando la coordinación entre autoridades y organismos responsables para maximizar el uso de recursos disponibles.

Asistencia y Protección: Revisando los planes de atención a las víctimas para garantizar un tratamiento personalizado y el acceso a recursos existentes.

Protección de Menores: Ampliando y mejorando las medidas para la asistencia y protección de los menores afectados.

Formación de Agentes: Impulsando la formación especializada de profesionales, desde jueces hasta personal docente, para mejorar la respuesta asistencial.

Conocimiento y Estadísticas: Mejorando el conocimiento mediante el seguimiento estadístico y la realización de estudios detallados.

Recomendaciones a Instituciones: Guiando a Comunidades Autónomas, Entidades Locales y otras instituciones en medidas relacionadas con sus competencias.

Atención a Otras Formas de Violencia: Dando visibilidad y atención a otras formas de violencia de género, como la violencia sexual, trata y matrimonios forzados.

Compromiso Económico: Garantizando respaldo presupuestario para la implementación de medidas contempladas.

Seguimiento del Pacto: Facilitando información a la Comisión de Seguimiento del Pacto para evaluar los avances.

La Educación como Pilar Fundamental en la Erradicación de la Violencia de Género

La lucha contra la Violencia de Género no solo se libra en los tribunales y en los ámbitos legales, sino también en las aulas de nuestros centros educativos. El II Plan Estratégico de Igualdad de Género en Educación destaca la importancia de la prevención de la violencia de género, proponiendo medidas dentro del Plan de Igualdad de Género en los centros docentes.

El Rol Clave de los Centros Docentes

Los centros educativos desempeñan un papel fundamental como entornos privilegiados para fomentar valores igualitarios, libres de prejuicios y estereotipos sexistas. La inclusión de acciones de sensibilización, formación e implicación de la comunidad educativa en la prevención de la violencia de género se convierte en una herramienta esencial.

La Contribución del Pacto de Estado

La Consejería de Desarrollo Educativo y Formación Profesional, respaldada por la aportación presupuestaria del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, promueve anualmente la Convocatoria para la realización de medidas y actuaciones destinadas a la prevención de la violencia de género en los centros docentes públicos de la Junta de Andalucía.

Objetivos Educativos de la Convocatoria

Programas de Educación Emocional: Promover la equidad a través de programas que fomenten la resolución pacífica de conflictos y establezcan relaciones basadas en el respeto.

Formación en Prevención: Impulsar acciones formativas que fortalezcan a adolescentes ante el riesgo de padecer o ejercer violencia de género.

Desarrollo de la Capacidad Perceptiva: Capacitar al alumnado para identificar conductas sexistas en situaciones cotidianas.

Implicación de la Comunidad Educativa: Fomentar medidas que promuevan la igualdad y prevención de la violencia de género, involucrando activamente a la comunidad educativa.

Creación de Recursos Didácticos: Favorecer la generación de recursos didácticos extrapolables y sostenibles en el tiempo, contribuyendo a la formación continua en diferentes centros docentes.

España: Referente en Educación para la Igualdad

España ha sido un país referente en la conquista de la Igualdad entre hombres y mujeres, y la educación se erige como una herramienta poderosa en este camino. Aunque los avances legislativos son notables, la educación continua siendo el vehículo para la transformación social.

Retos y Compromisos

A pesar de los esfuerzos, los datos revelan que queda trabajo por hacer. Integrar la prevención de la violencia de género en la educación implica un compromiso constante. La concienciación, formación y sensibilización en los centros docentes son esenciales para construir una sociedad libre de violencia de género desde sus cimientos.

El Pacto de Estado contra la Violencia de Género refuerza este compromiso, destinando recursos y medidas específicas a la educación. Integrar estas acciones en la formación de las generaciones futuras es clave para avanzar hacia una sociedad donde la igualdad y el respeto sean la norma.

Programa Arqueología de Género en Albanta Educación

El taller de Arqueología de Género busca rescatar la historia de las mujeres, relegada en la arqueología tradicional, mediante una relectura crítica de datos y metodologías arqueológicas desfasadas. Se abordan dos enfoques: cuestionar actividades atribuidas al género masculino sin suficientes pruebas empíricas y reivindicar el valor de actividades desvaloradas como las domésticas y tecnológicas. El taller se lleva a cabo con un laboratorio arqueológico móvil equipado con instrumentos científicos, abordando casos reales para que los participantes lleguen a conclusiones empíricas sobre la historia de las mujeres, desde la mujer paleolítica hasta las sufragistas del siglo XX.

El aprendizaje es dual, ya que los participantes experimentan el método científico y desarrollan sus propias conclusiones sobre este campo de estudio relevante y actual.

Te puede interesar:

Permacultura para niños

Escalera de la metacognición y evaluación: Desbloqueando el Potencial Cognitivo

Whatsapp